Plataforma

Transformación Digital, el gran reto empresarial actual

?php the_title(); ?>

En dos décadas la forma en que las personas se comunican, hacen negocios o interrelacionan ha cambiado drásticamente. Hace unos días veía un video muy divertido en el que unos adolescentes no sabían cómo hacer una llamada con un teléfono de ruleta o cómo escribir un sencillo texto con una máquina de escribir; a lo mejor ya soy viejo con cuarenta y dos años, pero la verdad es que esa transformación que algunos hemos vivido en unos pocos años ha cambiado el mundo.

Y sigue cambiando. Gracias a ese maravilloso invento que fue internet y que desde principios de los noventa nos permite inventar e inventar nuevas maneras de relacionarnos. El hecho de poder compartir un paquete de datos entre dos puntos físicamente separados a través de una red ha supuesto precisamente eso, que la cantidad de datos que manejamos e intercambiamos en el día a día sea tremendo.

La manera de usar internet ha trascendido del ordenador a todo tipo de dispositivos y ‘cosas’, desde los dispositivos móviles, con los cuales ya lo podemos hacer prácticamente todo hasta el internet de las cosas (domótica, beacons, bitcoins, etc.), campo en el que todavía nos queda mucho que sorprendernos.

El consumidor ya está maduro, tiene a su alcance todo tipo de tecnología, se siente cómodo en su manejo y se ha acostumbrado al procesar montañas de información que llega desde muchos canales.

Y ahí comienza el reto

Lo que muchas empresas llevamos haciendo desde hace muchos años ahora es imperativo para todas: la transformación digital.

Pero, ¿qué es la transformación digital? Intuitivamente podemos pensar que, aplicado a las empresas, esto significa recorrer un camino que transforme los procesos ‘analógicos’ en digitales, y algo de eso tiene, pero hay mucho más.

Vamos a ver a continuación los puntos clave para abordar la transformación digital de nuestras compañías de manera exitosa:

  1. Transformación de la cultura. Lo primero es entender y preparar la organización para cambiar y eso involucra a todas las personas de la misma, lo cual, seguramente es lo más complejo, pero lo que nos llevará al éxito si lo conseguimos.
  1. Transformación de las relaciones con clientes, proveedores y personal. Debemos analizar quién es nuestro cliente actual y cual queremos ganar, cómo nos compra, qué hábitos tiene y cómo podemos adaptarnos a él (orientación al target). Por otro lado, debemos hacer más eficiente nuestra relación con los proveedores ya que son una pieza clave en el proceso y el resultado final que le damos al cliente y, cómo no, potenciar las relaciones con y entre los empleados, entender sus necesidades, buscar el talento, valorarlo y hacerlo crecer. Las empresas son las personas que las componen y es crítico conocer bien todo el ecosistema para conseguir el éxito.
  1. Transformación de los procesos de gestión interna. Una vez que estamos todos alineados para remar en este sentido, y conocemos bien nuestro entorno, tenemos que analizar los procesos empresariales y ver cómo se automatizan para conseguir los objetivos. Si no conseguimos crear un ecosistema de gestión que nos permita automatizar todos los procesos, para capturar y procesar todos los datos que manejamos, no seremos lo competitivos que nos exige hoy en día el mercado
  1. Creación de canales de comunicación interactivos. Una vez que tenemos la casa ordenada y preparada para la llegada del ‘dato’. Tenemos que crear nuestras puertas de comunicación con nuestros grupos de target: clientes, proveedores, empleados, socios, etc. Estas puertas serán para poder realizar gestión, promociones, venta, fidelización, branding, etc.
  1. El siguiente paso es hacer universal el acceso a esas puertas de comunicación y permitir crear esas relaciones en cualquier momento y lugar. Hoy en día, el acceso a la información a través de dispositivos móviles, ha superado a los accesos desde otros medios como los equipos de escritorio, por eso, y será más imperativo según lo que vendas, crear interfaces móviles ya sean nativos o web (responsive), es una obligación en la mayoría de los caso.
  1. Internet de las cosas. Si además eres una compañía orientada al gran consumo, deberán plantearte la aplicación de mecanismos que ya existen hoy en día para poder dotar a productos de consumo de capacidades de acceso a internet o poner en marcha acciones en punto de venta con beacons, u otras alternativas, que darían para otro artículo.
  1. Big Data. Por último, el reto que se plantean muchas organizaciones ahora, es cómo manejar ese volumen ingente de datos que generamos diariamente y sacarle partido. Ahí entra en Big Data que involucra estrategias y tecnologías asociadas al procesamiento de grandes cantidades de datos.

Cada empresa, según su volumen, tu cliente objetivo y su tipo de venta, su competencia y el mercado en el que se mueva, tendrá que abordar más o menos puntos de esa lista, pero todas, si quieren seguir existiendo, deben reflexionar y plantearse realizar una transformación Digital.

¿Cuándo empezamos?

Valora el artículo:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 valoraciones, media: 5,00 sobre 5)
Loading...
Juan Conde Juan Conde Socio CEO Ver más artículos de Juan Conde

¿Y tú qué opinas?

Posible error

Otros artículos de la categoría Actualidad

Nuestra web utiliza cookies. Ponemos en tu conocimiento que algunos de tus datos pueden ser archivados. Si quieres saber más haz click aquí