Plataforma

Claves para fomentar la movilidad funcional de tu equipo

?php the_title(); ?>

En nuestro anterior artículo hemos hablado de que una de las funciones más importantes de los departamentos de recursos humanos es que debe favorecer el avance, actualización y desarrollo de los profesionales en la compañía mediante un equipo que permita la movilidad funcional como recurso importante.

Por qué es importante la movilidad funcional

La movilidad funcional en recursos humanos se refiere a la capacidad que tienen algunas empresas de “construir” equipos capaces de desempeñar diferentes puestos en la compañía dependiendo de las necesidades de esta y la capacidad y habilidad de sus colaboradores.

La movilidad funcional:

  • mejora optimización del tiempo de selección e integración en la cultura corporativa de la compañía;
  • incrementa el compromiso de los empleados, pues se promueven las habilidades de los trabajadores;
  • genera un aumento de oportunidades de promoción y en sintonía con las aspiraciones profesionales;
  • y promueve la retención del talento.

Tipos de movilidad funcional

Siempre dentro de un contexto legal transparente y justo se podrán aplicar políticas de recursos humanos que posibiliten la movilidad en la compañía, veamos a continuación qué tipos de movilidad funcional se practican:

Movilidad horizontal ordinaria

Se trata de una práctica por la que un empleado asume nuevas funciones y/o responsabilidades pertenecientes a su mismo grupo de trabajo o categoría. Puede ser un cambio de departamento o sección, pero en el mismo nivel de jerarquía de la organización.

Movilidad vertical extraordinaria

En este caso se trata de la asignación de nuevas responsabilidades pero fuera de la categoría profesional del trabajador. En este caso se pueden diferenciar dos tipos:

  • Ascendente: en el caso de que las nuevas funciones se enmarquen en un grupo profesional superior al del empleado.
  • Descendente: si las nuevas tareas corresponden a una categoría más baja a la que tenía el trabajador.

Recurso temporal y limitado pero útil para empleado y empleador

La movilidad vertical temporal (extraordinaria) es un recurso muy utilizado por las empresas para solventar necesidades concretas en la plantilla por circunstancias derivadas de carga de trabajo, la adaptación a las demandas del mercado, bajas en la plantilla o proyectos puntuales.

En cualquiera de los casos (ascendente o descendente), a nivel general, la legislación española establece unos requisitos para su práctica en el artículo 39 del Estatuto de los Trabajadores:

  • deber ser efectuada de de acuerdo a las titulaciones académicas o profesionales precisas para ejercer la prestación laboral;
  • deben existir razones técnicas o estructurales que la justifiquen;
  • deben ser cambios temporales y por el tiempo imprescindible;  
  • deben comunicarse decisión y razones a los representantes de los trabajadores.
  • y debe respetarse en todo momento la dignidad del trabajador.

En general, bien utilizada, comunicada y motivada puede resultar un estímulo para el empleado pues le permite:

  • poner en práctica su polivalencia;
  • incorporar nuevas habilidades;
  • adquirir mayor experiencia y competencias de cara a una promoción;
  • afrontar nuevos retos profesionales que les mantenga implicados en su trabajo;
  • mejorar el trabajo en equipo y conseguir una mejor cohesión con sus compañeros ya que los empleados conocen las dificultades de otros puestos;
  • mejorar o mantener la motivación de desarrollo en la empresa,

Cómo estimular y posibilitar la movilidad funcional

Para favorecer y mejorar la percepción del colaborador con respecto a los movimientos funcionales, la organización debe ser coherente y justa en su aplicación; es decir, deberá ser transparente en los objetivos planteados en cada caso.

Como todas las vertientes de los recursos humanos, es una responsabilidad que requiere planificación, control, empatía y estrategia para considerarla como un valor competitivo importante y poder emplearla en la selección de personal interna; formación en los puestos de trabajo; planificación de planes de carrera, o el sentimiento de pertenencia de los empleados.

Acciones para promover la movilidad funcional

A continuación vamos a ver posibles formas que promuevan la movilidad funcional dentro de la organización:

  • practicar una comunicación interna que genere expectativas reales sobre la movilidad funcional en la compañía:
    • en las políticas de ascenso;
    • en la difusión de noticias o eventualidades que hagan ver las necesidades específicas o extraordinarias de la organización;
    • mediante una explicación clara de posibilidades de ascenso o promoción por objetivos o una correcta definición de puestos de trabajo.
  • fomentar la participación activa del empleado de lo experimentado tras el periodo en que ha cambiado de funciones (movimientos verticales u horizontales):
    • mediante cuestionarios,
    • reuniones con supervisores,
    • buzón de sugerencias.
  • ofrecer planes de carrera ajustados a las necesidades de los profesionales y del negocio:
    • al inicio del contrato de trabajo;
    • o durante la relación laboral si esta está resultando satisfactoria.
  • promulgar la importancia de la experimentación y formación en otros puestos de trabajo como experiencia positiva para la persona y la organización:
    • creando cursos y experiencias de convivencia y trabajo en equipo puntualmente;
    • haciendo difusión de encuestas de clima laboral que permita la observación de posibles mejoras.

Conclusión

Como en cualquier relación, el cumplimiento de normas implícitas y explícitas, la comunicación, la transparencia, el compartir objetivos y la empatía serán aspectos clave para el éxito de la misma.

Valora el artículo:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...
Publicaciones Publicaciones Yunbit Ver más artículos de Publicaciones

¿Y tú qué opinas?

Posible error

Otros artículos de la categoría Actualidad