Plataforma

Sobre el trabajo flexible o flexiworking

?php the_title(); ?>

El trabajo flexible o flexiworking es algo sobre lo que se lleva teorizando desde hace años; y es ahora cuando está en mayor auge debido a los cambios sociales que se han producido por las medidas de contención por coronavirus y los grandes avances tecnológicos del mercado.

En 2006 los profesores Eva Rimbau Gilabert y Xavier María Triadó i Ivern ya hablaban de varios modelos de trabajo flexible que podía ser implementado en las compañías, en resumen: 

  • flexibilidad salarial o en función del rendimiento del empleado;
  • flexibilidad en el espacio de trabajo como posibilidad de realizar el trabajo en lugar diferente a las oficinas de la compañía; 
  • flexibilidad funcional, es decir, los profesionales no se vinculan a un puesto específico si no que son polivalentes;
  • flexibilidad de plantilla, o posibilidad de ajustar el número de trabajadores a las necesidades concretas de cada momento

Aunque por entonces estos profesores ponían sobre la mesa algunas ideas innovadoras sobre la flexibilidad en el puesto de trabajo; hay muchos aspectos, no solo prácticos, si no también legales que pondrían en tela de juicio algunas de estas prácticas. Ya escribimos sobre ello en otro artículo sobre la movilidad funcional.

A nivel general, actualmente se entiende la flexibilidad laboral como la posibilidad de que el empleado decida parte de las condiciones laborales de su puesto de trabajo, normalmente sobre el ajuste de su horario o el trabajo en remoto. Por eso, las prácticas más habituales de flexibilidad laboral que están siendo implementadas en las empresas españolas son:

  • priorizar el cumplimiento de objetivos sobre el horario;
  • la flexibilidad horaria;
  • la jornada continua;
  • y el teletrabajo.

Aunque cada práctica aporta a empleado y empleador beneficios de los que hemos oído y leído en numerosas ocasiones; a continuación vamos a hacer una breve reflexión sobre los inconvenientes que se puedan tener para la buena marcha de la organización, así:

  • priorizar el cumplimiento de objetivos ligados a la flexibilidad salarial, puede dar lugar a inseguridad e incluso pensar que la situación laboral no es muy estable e ir en detrimento de la retención de talento; 
  • la flexibilidad horaria en ocasiones puede chocar con la gestión de prioridades e interferir en la productividad del grupo;
  • la jornada continua, siendo completa, provoca agotamiento físico o mental afectando con ello al rendimiento del profesional;
  • el teletrabajo no es posible en muchos puestos, ni recomendado para algunos profesionales, pues no todo el mundo dispone de la disciplina adecuada para poder teletrabajar, y menos aún el 100% de la jornada.

El problema común de todo este tipo de medidas, a excepción del trabajo por objetivos del que la mayoría huyen; es que implica relaciones basadas en la confianza… pero ¿es esto posible en nuestro contexto más próximo?, ¿están empleados y empleadores dispuestos a asumir relaciones responsables, sinceras y entregadas?

En función de las características y necesidades de las compañías así como un detallado análisis de los aspectos a los que afectarán estos cambios, se podrá optar por algunos de estos recursos:

  • flexibilidad en el horario de entrada y salida del empleado;
  • variables ligados a desempeño;
  • jornada continua en determinadas épocas del año en las que además sea reducida;
  • teletrabajo puntual, por turnos o mixto.

No debemos confundir el interés por el buen hacer de la organización, que ofrece opciones de conciliación de la vida personal y profesional, con el “todo vale”; pues cualquier medida de este tipo supone un coste en general y desgaste en la gestión; por eso, en cualquier caso; para generar relaciones efectivas y basadas en la confianza es necesario el control, y entender el contexto mediante las normas y protocolos previemente establecidos.

Herramientas que ayudan

Existen multitud de herramientas en el mercado que ayudan a hacer viables estos cambios y planes de flexibilidad laboral; Yunbit ofrece una opción muy potente que permite la comunicación y gestión de todas las áreas de la compañía mediante un único punto de acceso web. 

Además, el software posee multitud de aplicaciones que facilitan la gestión de personas como ver en tiempo real la disponibilidad del equipo de trabajo, repositorio documental común, agendas y gestión de tareas, portal del empleado o la gestión de proyectos, entre otros.

Valora el artículo:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoraciones)
Cargando...
María Cumplido María Cumplido Comunicación y RRHH Ver más artículos de María Cumplido

¿Y tú qué opinas?

Posible error

Otros artículos de la categoría Actualidad